FORMAN FRENTE CONTRA CÁRTEL INMOBILIARIO LAYDA SANSORES Y VICTOR HUGO ROMO

En conferencia de prensa conjunta con la Alcaldesa de Álvaro Obregón, Layda Sansores San Román y el Alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo de Vivar, presentaron la acciones y estrategias para combatir  al «Cártel Inmobiliario» en ambas demarcaciones. 

 Ante las diversas irregularidades en materia de construcción de inmuebles, las Alcaldías Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo conformaron un frente que combata la corrupción inmobiliaria.

 Como antecedente de estos hechos, se han detectado casos de operaciones de la red ASJUFI y de la Banca MIFEL, dentro de los cuales, la Alcaldía Álvaro Obregón ha presentado formalmente 3 juicios para el primer caso y 22 para el segundo.

 El modus operandi con el cual actúan consta de ofrecer inmuebles a inversionistas, promover juicios de amparo en contra de programas o normas de ordenación, además al ser suspendidos o clausurados prese tan juicios de nulidad y obtienen suspensiones judiciales.

 Posteriormente, ante cada reinicio de obra, piden a los inversionistas montos adicionales para cubrir supuestos sobornos y pagos a vecinos.

 Además, utilizan diversos métodos de corrupción e intimidación hacia la población para ejecutar y continuar con dichas obras.

 Ante esto, coincidieron refirió que, «en este tema inmobiliario nos ha golpeado a ambas Alcaldías; vamos a dar una batalla conjunta, presentaremos nuestras inquietudes y nuestras propuestas ante el Cabildo que preside nuestra Jefa de Gobierno.

 «Nosotros nos hemos dedicado a varias cuestiones y ya tenemos 69 clausuras, 78 suspensiones», agregó Layda Sansores.

 Además mencionó que, «los ciudadanos que viven en la Alcaldía Miguel Hidalgo como en la de Álvaro Obregón están sufriendo este abuso en lo que hemos llamado el «Cártel inmobiliario» ya que no se tomó en cuenta el impacto urbano, ambiental, la delincuencia que esto provoca; y ellos siguen creciendo de una forma alarmante ya que no hay freno».

 La Alcaldesa finalizó su participación refiriendo que, «esta iniciativa que vamos a trabajar, con expertos, y va a ser, porque tenemos facultades como alcaldes, presentar iniciativas ante el Congreso; este es un tema prioritario y nosotros también lo vamos a trabajar».

 Por su parte, el Alcalde Víctor Romo expuso que, «existen un conjunto de despachos que están operando para generar rutas de supuesta legalidad y armar un desarrollo urbano, dejando de lado la producción con los órganos que delimitan la planeación de desarrollo urbano de la ciudad, con amparos y litigios».

 Agregó que, «en la Alcaldía Miguel Hidalgo se han realizado 20 suspensiones y algunas clausuras, con diferentes empresas de desarrollo inmobiliario».

 «Desde hoy, vamos a conformar mesas de trabajo técnico-jurídicas de funcionarios de ambas Alcaldías y el objetivo es comparar casos y experiencias y documentar el modo de operación en la Ciudad de México», expuso Romo de Vivar Guerra.

 Dentro de las acciones a realizar se encuentra diseñar e implementar un protocolo de actuación, entre la Dirección de Gobierno, Obras, Verificación Administrativa y Seguridad Ciudadana; se realizarán operativos para detectar en flagrancia el quebrantamiento de  sellos con lo que se realizará la detención de los involucrados y su puesta a disposición ante el Ministerio Público.

 Además de presentar demandas de lesividad, y constantes verificaciones a inmuebles que presenten irregularidades. 

 La Alcaldía Álvaro Obregón no escatimará esfuerzos para frenar el abuso y la ilegalidad de este Grupo ASJUFI en las alcaldías que nos corresponde gobernar Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo.

Entregan más de 14 mil firmas pidiendo negativa de Semarnat a proyecto Bosques de Pamejé

  • El megadesarrollo inmobiliario que pretende desarrollarse en Valle de Bravo, Estado de México, afectaría gravemente más de 73 hectáreas de bosque de pino y encino.
  • Se solicita también al presidente municipal negar en su momento y de llegar a ser el caso, las licencias de construcción correspondientes.
 
La sociedad civil que reside y visita la cuenca Valle de Bravo Amanalco, en el Estado de México, así como especialistas en temas de medio ambiente y organizaciones de la sociedad civil, entregaron hoy en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) más de 14 mil cartas[ dirigidas a su titular, Rafael Pacchiano Alamán, en las cuales le piden negar la Autorización de Impacto Ambiental (AIA) al proyecto Bosques de Pamejé. En la misma misiva, se solicita al presidente municipal de Valle de Bravo,Mauricio Osorio Domínguez, negar las licencias de construcción debido a que el proyecto surge de un Plan Parcial irregular y sin un proceso de consulta pública adecuado, además de que no cumple con la normatividad ambiental y de desarrollo urbano, representando un potencial daño ambiental a la cuenca Valle de Bravo Amanalco.
El desarrollo inmobiliario Bosques de Pamejé busca realizarse en una superficie de 73.77 hectáreas de bosque, preponderantemente de pino y encino, donde se pretende «lotificar» para construir 249 viviendas unifamiliares, plurifamiliares y un hotel, así como una casa club, vialidades y una red de infraestructura para la prestación de servicios. De llevarse a cabo el proyecto, sumado a los desarrollos que existen actualmente en la zona de Circuito Avándaro, se tendría un impacto acumulativo aproximado de 400 viviendas regulares e irregulares, sin considerar la existencia de hoteles y un sin número de locales comerciales.

Adicionalmente, la carta expone que el proyecto nació de un Plan Parcial en el que no hubo una consulta pública adecuada y en contravención a la propia normatividad del Código Administrativo del Estado de México y del Plan Municipal de Desarrollo Urbano (PMDU) de Valle de Bravo.

Este nuevo Plan Parcial irregular autorizó un cambio de uso de suelo forestal, que originalmente permitía una vivienda cada 5 hectáreas (Zona forestada del tipo B), a un uso de suelo urbanizable que permite 3.34 viviendas por hectárea y cuyos términos no se encuentran siquiera reconocidos por el PMDU de Valle de Bravo vigente.
A pesar de que esta zona forma parte de un Área Natural Protegida (ANP) Federal, desafortunadamente, los ordenamientos legales vigentes han sido violados e ignorados sistemáticamente, lo que ha propiciado un desarrollo desordenado en el municipio.
Valle de Bravo posee una gran riqueza histórica, natural y cultural. Es una zona de alto valor ambiental y uno de los destinos turísticos más visitados del Estado de México. Además, sus bosques de pino y encino son ecosistemas con un alta riqueza biológica, hábitat de varias especies bajo categorías de protección y la Cuenca Valle de Bravo Amanalco es una de las generadoras de agua más importantes de las seis que conforman el Sistema Cutzamala.
La sociedad vallesana y defensores del medio ambiente demostraron durante la reunión pública de información que se llevó a cabo en el club de golf del Hotel Avándaro, que elproyecto Bosques de Pamejé es técnica y legalmente inviable. Entre los elementos expuestos se señaló que el proyecto ocasionaría un daño irreversible al hábitat de especies de flora y fauna silvestre, a las fuentes naturales de agua como manantiales y a la dinámica propia del bosque y se alertó sobre el precedente negativo que se sentaría en materia de gestión sostenible del territorio municipal.
La petición que la sociedad civil subió a la plataforma www.change.org en rechazo al proyecto logró recabar más de 14 mil firmas, lo cual refleja el éxito de la participación comprometida de los ciudadanos. Reiteramos nuestra respetuosa solicitud al Titular de la Semarnat para que niegue la autorización de impacto ambiental del proyecto ya referido y demuestre su compromiso personal e institucional con el patrimonio natural de nuestro país