PRI en caída libre pierde cada vez más adeptos

Ciudad de México, 24 enero 2020.- Nada bien le va al Partido Revolucionario Institucional, la crisis interna salta a la vista y quienes no la quieran ver estarán condenados a seguir el triste camino que le espera para el tricolor frente a los procesos electorales locales de este año, y las intermedias de 2021.

Quien si advirtió la debacle de PRI fue el líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala, cuyo fino olfato político le hizo adelantar el desastre en el que se ha convertido el partido, que para muchos ha pasado a ser un apéndice de MORENA bajo el mandato de Alejandro Moreno Cárdenas. Voces internas acusan al campechano de cumplirle a Andrés Manuel López Obrador y desinflar al tricolor.

Desde la dirigencia de la FSTSE, se emitió un comunicado que acreditaba la salida de unos 90 sindicatos federales de las filas tricolores, lo que constituye un duro e irreversible. Llama la atención que Ayala haya avalado la salida de esas organizaciones y el consecuente debilitamiento priista, pues en buena medida, el líder sindical llegó al lugar donde esta gracias al cobijo del Revolucionario.

Pero que pudo motivar a Ayala y a otros personajes y organismos voltear la espalda al partido que por más de siete ostentó el poder de manera hegemónica.

Después del 1 de julio de 2018 el escenario tricolor ha empeorado mejorado. La elección de Alejandro Moreno como dirigente nacional dio muestra de ello, pues como se adelantó desde el proceso, parece que Andrés Manuel López Obrador ejerce un control fáctico en el Revolucionario Institucional, ya sea para terminar de aniquilarlo o para someterlo y eventualmente forzarlo a ser un aliado en ámbitos legislativos.

La elección del también llamado “Alito” o “AMLITO” ocasionó que muchas cabezas rodaran, voluntariamente; entre ellos, José Narro e Ivonne Ortega, quienes también buscaban la dirigencia del tricolor pero abandonaron la contienda y las filas al acusar dados cargados para beneficiar la campechano.

Pero el impacto no quedó en el ámbito nacional y llegó a varios comités estatales. Desde el año pasado en Hidalgo se registraron varias renuncias; Roberto Núñez Vizzuett, exdirigente del Frente Juvenil Revolucionario (FJR); Ricardo Crespo Arroyo, exdirigente estatal del PRI; José Luis Lima Morales, exauditor superior del estado; el presidente del Patronato Universitario de la UAEH, Gerardo Sosa Castelán; el exdiputado local, Canek Vázquez Góngora; y ya en este año, renunció también, José Luis Lima González, quien fuera Secretario General del comité priista en Pachuca.

En Puebla, el partido perdió entre 80 y 90 mil votantes cautivos que ahora se aglutinan en un nuevo partido conformado por Antorcha Campesina, con ello se prevé que para 2021 ese partido descienda más que el tercer lugar.

En Nuevo León, las perdidas priistas reforzaron el morenismo regio con figuras como Marco Antonio González y Ramiro González, quienes tras pocos meses de haber dejado las trincheras tricolores ocupan curules guindas en el Congreso de ese estado, Ramiro, incluso coordina la bancada cuatroteista.

En la Ciudad de México el panorama no es tan distinto, el efecto desestabilizador alcanzó a la fracción tricolor en el Congreso local, ya que acusando poco respaldo a su trabajo legislativo, el Diputado, Guillermo Lerdo de Tejada decidió abandonar su militancia para mantenerse en terreno independiente.

Pero en la capital las arenas aún no dejan de moverse. Una vez consumada la elección de Israel Betanzos para dirigir el Comité Ejecutivo en esta ciudad se percibe de nuevo la mano de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, lo que lejos de fortalecer, debilitaría más al partido pues con ello ya se estiman nuevas salidas; en los pasillos se escucha que la más sensible será la de Sergio Jiménez Barrios, pues con él se irían unos catorce mil votantes de los llamados duros, otro serio golpe para el priismo chilango.

Les faltó barrio a los Barrios, los chamaquean en PRI chilango

Tremenda sorpresa se llevó la familia Barrios, figuras emblemáticas en el priismo capitalino, pues desde hace días se veía a Graciela Coronel Barrios como aspirante a la Secretaría General de ese partido, como integrante de la planilla de Israel Betanzos, impulsado por Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

El pasado sábado el PRI llevó a cabo el registro de quienes pretenden dirigir el Comité Ejecutivo en esta ciudad. Se registraron dos planilla; una integrada por Jesús Francisco Flores Medina y Adriana Sánchez Cruz, y otra encabezada por Betanzos, con Tania Larios cómo Secretaria del partido.

Los priistas de prosapia, que cada vez son menos, consideran poco afortunada la inclusión de Larios, pues se dice que no tiene el suficiente trabajo partidista que respalde su postulación, además de que su presencia es francamente nula.

Sin embargo, opinan quienes saben, su nombre en la planilla se explica por la cercanía que tiene con Jhonatan Marquez, vicepresidente del partido y persona muy cercana a Alejandro Moreno, cuestionado líder nacional.

Pareciera que con ello el tricolor se da un dispara en el pie, pues para nadie es secreto que la familia Barrios, tiene una fuerte presencia al interior del partido

Aún sin oposición Betanzos podría no presidir PRI chilango

Trata de personas, atentar contra la libertad de expresión, prostitución y otros ilícitos serios podrían vincularse con Israel Betanzos, quien fuera coordinador parlamentario del Revolucionario Institucional en VII y última Legislativa de lo que fue la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y quien además busca asumir la dirigencia del Comité Ejecutivo del tricolor en la Ciudad de México.

Los señalamientos no son poca cosa pues incluso en 2014 se iniciaron carpetas de investigación contra Gutiérrez de la Torre por la operación de una red de prostitución a su servicio, con recurso público. Pero gracias a una resolución judicial se ordenó no ejercer acción penal contra el líder priista. En ese momento la investigación se llevó a cabo por la entonces Fiscalía para Asuntos Especiales y Electorales de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Esos asuntos afectaron la ya de por sí débil presencia del tricolor en la capital del país.

Pero para el infortunio de Cuauhtémoc Gutiérrez, y del propio Betanzos, en octubre del año pasado un Juez Federal ordenó a la Procuraduría, ahora de la Ciudad de México, reabrir el caso en el que además detectó otras ocho irregularidades cometidas por la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Centrales, de aquellos años.

Conviene recordar que Betanzos era y es uno de los hombres de más confianza del llamado, “Rey de la basura”, por lo que es también quien posiblemente orquestó la red de edecanes que ofrecían servicios sexuales de la Torre en dos modalidades, oral y vaginal, cuando presidió el PRI chilango. Así que las nuevas investigaciones pudieran entorpecer los objetivos de Betanzos Cortés, de ocupar oficialmente el “interinato” que dejará el hidalguense, Francisco Olvera tras la elección prevista para este mes.

Lamentablemente, para el PRI, pese a ello Betanzos no tiene contrincante para llegar al despacho principal del edificio de Puente de Alvarado 53, y de acreditarse una posible responsabilidad; además de otro golpe al ya de por si disminuido priismo, se carecería de un liderazgo legítimo; lo que menos conviene al partido, pues si en el ámbito nacional se considera que Alejandro Moreno Cárdenas obedece los designios lopezobradoristas para desmantelar y dominar al Revolucionario, eso quedaría demostrado, pues aunque lo permite.

Y tal ha sido el daño al PRI que incluso su bancada en congreso local sufrió las consecuencias, pues en las postrimerías del año pasado el Diputado, Guillermo Lerdo de Tejada, abandono su representación partidaria y se asumió como independiente pues acusó no recibir respaldo al defender ciertos proyectos de su partido, además de considerar que no encontraba congruencia y definiciones claras.

Tatiana Clouthier y su diferente resero anti priista

Por: Enrique Serna

Para nadie es secreto la debacle que vive el Partido Revolucionario Institucional tras las últimas derrotas electorales, además de un tortuoso proceso interno para renovar su dirigencia nacional; lo que ha acelerado las bajas en el tricolor.

Puebla, Hidalgo, Tabasco y la propia capital, son entidades donde el priismo ha resentido el abandono de militantes, dirigentes e incluso legisladores, quienes argumentan ya no sentir la misma solidez en el proyecto priista. Algunos de ellos han preferido mantenerse en las filas independientes pero, como es natural, algunos otros buscan cobijó en otros partidos, en uno en específico: Morena.

Pero para morenistas de sepa como la Diputada Federal, Tatiana Clouthier, otrora identificada con el panismo más puro encarnado en la figura de su padre; el posible «refuerzo» tricolor no se ve con buenos ojos, aunque en esa consideración muestra una doble cara, ya que el repudio que siente por algunos priistas contrasta con la simpatía expresada frente a otros.

Según fuentes locales en Nuevo León, rumores todavía no confirmados del todo, apuntan a que la Alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores Carrales dejará al PRI y buscará refugio en Morena; Clouthier se ha manifestado abiertamente en contra de ello pero reconoce no tener potestad para impedirlo, por lo que ha decidido dejarlo en manos de Yeidckol Polevnsky.

Voces internas en Morena reclaman que por el contrario, Tatiana manifiesta sin recelo cierta simpatía por otros personajes de procedencia tricolor, como Marco Antonio González Valdés, Diputado local morenista, en funciones, pero que hasta hace un año todavía era uno de los defensores de las causas revolucionarias institucionales.

Por otro lado está, Ramiro González, coordinador de la fracción guinda en el Congreso neoleonés, pero que también ostenta pasado tricolor. Destaca que González y otros morenistas de raigambre ya se reunieron hace poco con Bertha Puga, líder local del Movimiento de Regeneración Nacional, a cuya convocatoria también acudió, desde luego, Tatiana Clouthier; llama poderosamente la atención que Ramiro González es señalado de posibles vínculos con empresas de falsos facturistas.

Así que la discordia personal de Tatiana podría incluso contravenir uno de los principios fundamentales del cuatroteismo, el combate a la corrupción. Y es que tan grande es el afán presidencial de erradicar las antiguas y nocivas prácticas prianistas, que el Congreso calificó la facturación falsa como delito serio, como el narcotráfico.

Aunque la actitud de la regiomontana podría explicarse por el indulto que la 4T ejerce sobre todo aquel expriista o expanista, que arrepentidos, limpian sus oscuras trayectorias bajo su manto, el ejemplo más claro, Manuel Bartlett.

PRI se desmorona mientras Alito viaja en Jet privado

Entre los partidos políticos el Revolucionario Institucional es uno de los que ha sufrido las mayores pérdidas tras el primero de julio de 2018, no sólo su base de votantes duros se ha visto disminuida con la salida de agrupaciones completas como Antorcha Campesina, en Puebla, o las numerosas renuncias de militantes de renombre que ya se sienten arropados por el manto tricolor.

Pero sin duda uno de los incidentes que fragmentó más severamente al PRI fue la elección de Alejandro Moreno como su dirigente nacional, cuyo proceso motivó la salida de José Narro e Ivonne Ortega, entre otros, al argumentar los dados cargados en favor del Moreno con la mano de López Obrador detrás.

Pareciera que lo anterior rebasa el terreno de la especulación pues Moreno Cárdenas, se pasea sin recelo en jets privados, a costa de recursos públicos. Según versiones periodísticas, apenas en los primero días de 2020 se vio al campechano descender de una lujosa aeronave matricula, XA-KVD, para asistir a la toma de protesta de Dagoberto Lara como líder priista en Tabasco. Al convite también asistió el recién excarcelado, Fabian Granier, hijo del exgobernador, Andrés Granier. Granier hijo busca una diputación local para 2021, ya con la anuencia de Alito.

La afición de Moreno Cárdenas por atravesar los cielos exclusivamente no es nueva, al grado que se ha llamado simpáticamente, “el señor de los vuelos”, pues presumiblemente con dinero del gobierno campechano se solventan los viajes. Según un diario local, para acompañar a Lara Seda el traslado tuvo un costo cercano a los 95 mil pesos por hora, por un lapso estimado de siete horas.

PRI recibe el año con renuncia de directivo en Pachuca

Los buenos deseos e intenciones que inundan el año nuevo, no llegaron al Partido Revolucionario Institucional en Pachuca, Hidalgo; ya que en los primeros días de enero presentó su renuncia el exsecretario general del comité en esa localidad, José Luis Lima González.

Tras 14 años de militancia y en un texto difundido en redes sociales, Lima lamentó que el tricolor ya no sea un instituto que represente y promueva a los jóvenes, al considerar que los utiliza como acarreados y los hace a un lado.

“El PRI ha dejado de lado muy valiosos jóvenes; el día de hoy los utilizan para llenar eventos o para ir a echar porras y gritar a favor de alguien. Y no solo los ha hecho a un lado, sino que los ha dejado ir”, expuso.

La salida de Lima González se suma a otras, como la de Roberto Núñez Vizzuett, exdirigente del Frente Juvenil Revolucionario (FJR); Ricardo Crespo Arroyo, exdirigente estatal del PRI; José Luis Lima Morales, exauditor superior del estado; el presidente del Patronato Universitario de la UAEH, Gerardo Sosa Castelán y el exdiputado local, Canek Vázquez Góngora

Pierde bases priismo poblano, se recrudece crisis nacional

A finales de la semana pasada se reveló que el excandidato priista al gobierno de Puebla, Alberto Jiménez Merino, sufrió el robo de las llantas de su vehículo, lo que le dejó naturalmente inmovilizado; pero esa no será la mayor pérdida del priismo poblano, habrá otra que lo dejará igualmente casi sin movimiento.

Las filas tricolores en el padrón de ese estado resintieron la salida de una nutrida fracción integrada por el movimiento antorchista, lo que conlleva entre 80 y 90 mil votos de los llamados duros, es decir, su base.

Lo anterior dibuja un escenario adverso para el Revolucionario de cara al 2021, pues si en 2019, en los comicios para la gubernatura perdió dos terceras partes de su ya de por si débil estructura electoral; para las próximas elecciones se estima que tras la escisión antorchista pierda a otro de cada cinco electores.

Llama la atención el poderío de Antorcha Campesina en aquella entidad, pues logró demostrar que tiene amplia presencia en 117 de los municipios poblanos, lo que le valió para conseguir el registro como partido político local, con unos 18 mil afiliados.

AMLO en control del PRI, gobernadores tricolores arrepentidos de apoyar a Alito

Resultado de imagen para sergio jimenez barrios"

* Inconformidad impacta en Comité Ejecutivo y en Congreso de la Ciudad de México

Muy temprano llegó el arrepentimiento para los gobernadores y exgobernadores que impulsaron a Alejandro Moreno para llegar a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, pues el objetivo de su dirigencia debía obedecer a los intereses priístas para conservar las ya de por sí disminuidas prerrogativas, ello según los puentes que Moreno Cárdenas logrará tender entre el incipiente priismo y la poderosa 4T.

Contrario a ello parece que a diferencia de puentes horizontales, se estableció una relación de sumisión vertical, de arriba hacia abajo, ante los intereses de Andrés Manuel López Obrador.

Los tricolores pensaron que con «Alito» se procuraría incrementar su débil estructura partidista y que se respetarían los acuerdos de las dirigencias partidistas; pero al momento no ven claro.

Y esque las sospechas no son infundadas, pues desde campaña se reveló que Moreno Cárdenas era la apuesta del tabasqueño, quien a todas luces quiere evitar los contrapesos a su gestión lo que se garantizaría con Alejandro Moreno, quién incluso se hizo acreedor al mote de «Amlito» por su cercanía con López Obrador.

En junio pasado, el Ejecutivo Federal amenazó a los gobernadores priístas, que de no apoyar a Moreno, debían atenerse a las consecuencias y resistir eventuales disminuciones en el presupuestos estatales.

Pero el objetivo oculto, acusaron desde campaña militantes contrarios, es que el presidente quiere controlar el partido que una vez lo cobijó, y donde se sintió tan agusto que incluso le escribió un himno.

Quienes entienden de política aseguran que Andrés Manuel desea tener de aliado al PRI bajo la batuta morenocardenista, a la hora de plantear reformas constitucionales, pues el PAN no deja de ser la oposición más seria a la 4T. Un PRI dirigido desde Palacio Nacional.

Priístas inconformes consideran también que Morena no es otra cosa que la reedición del hegemónico PRI.

Nos cuentan que AMLO añora tanto al PRI de los setentas que hasta repite algunas de sus prácticas de gobierno. Por eso comparte el poder con personajes como Porfirio Muñoz Ledo y Manuel Bartlett, quien pese a ser señalado de corrupción ha sido casi bendecido por López Obrador.

Fuentes internas al tricolor nos cuentan que la inconformidad no se quedó en el ámbito de los gobernadores y trascendió al Comité Ejecutivo del Revolucionario Institucional en la capital, pues incluso el ex diputado, Sergio Jiménez Barrios, en repetidas ocasiones ha denunciado las mismas irregularidades, lo que debilita las fibras más firmes del tricolor chilango.

La onda expansiva impactó incluso las filas priístas en el Congreso de la Ciudad de México, pues la voz más activa de la bancada, Guillermo Lerdo de Tejada, renunció a su militancia.

Cumple Alito designios de AMLO frente al PRI, acusan voces internas al partido

Resultado de imagen para Alito hunde al PRI"

Luego del primero de julio de 2018 el PRI sintió el rechazo popular expresado en una escasa votación a su favor, frente al apabullante respaldo ofrecido al Movimiento de Regeneración Nacional, hoy encarnado en el poder.

El PRI tuvo la oportunidad de reestructurarse por segunda ocasión, sin embargo, las malas prácticas no se erradicaron y bajo la dirigencia de Alejandro Moreno el revolucionario va en picada. Ya en tiempos de la 4T la situación no parece sencilla, pues ante el Instituto Nacional Electoral no ha podido acreditar la militancia de 75 por ciento de su padrón, lo que le convierte en el instituto político más afectado en ese respecto; el plazo para la revalidación de militantes concluyó con el año pasado, es decir, el 31 de diciembre. De tal suerte, se estima que el tricolor sufra otra desbandada de afiliados, pues la corrupción, el nepotismo y la simulación, continúan.

Para el PRI capitalino, en particular, pueden venir desagradables sorpresas, especialmente porque también se espera la próxima renovación de la dirigencia, empresa que se antoja complicada pues hay una alta posibilidad de que el INE revele que en la Ciudad de México el revolucionario no cuenta con los elementos básicos para iniciar el proceso, como la ausencia de un padrón debidamente acreditado ante la autoridad electoral; lo que salió a la luz justamente en la elección de Alejandro Moreno, ya que en la capital se inflaron padrones y embarazaron urnas bajo las órdenes de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, cuyas huestes incluso amenazaron a otros priistas contrarios que acudieron a emitir su voto.

Conviene recordar que la elección del actual dirigente, Alejandro Moreno, costó la renuncia de José Narro e Ivonne Ortega, entre otros priistas que manifestaron abiertamente su inconformidad, como el ex gobernador oaxaqueño, Ulises Ruíz, quien denunció el mal ejercicio de recursos públicos, por lo que el Ministerio Público inició carpetas de investigación que hasta la fecha se siguen integrando con pruebas contundentes que no pueden revelarse para no interferir con el proceso.

Además de las irregularidades ante el INE, otros asuntos podrían entorpecer la elección local, pues no hay que descartar al ex legislador, Sergio Jiménez Barrios que junto con dirigentes sociales de las diferentes alcaldías, decenas de organizaciones políticas y un sinnúmero de militantes; pudiera dar una sorpresa que puede no ser bien vista para los intereses Moreno Cárdenas y sus aliados, como el propio Gutiérrez de la Torre e Israel Betanzos.

Durante la elección de la actual dirigencia nacional, se denunció que el entonces candidato, Alejandro Moreno, era el designado por López Obrador para terminar de aniquilar al tricolor, lo que según fuentes internas, si ocurre.

El INE solicitó a los partidos, desde el 18 del mes pasado, actualizar en sus páginas de internet las listas de “registros válidos”, además de quienes se mantienen en reserva, es decir, las personas que solicitaron su registro pero aún no han recibido una cédula que acredite su militancia. En el portal del PRI no aparece el referido listado. El PRI cuenta con 6 millones 863 mil 884 militantes, pero sólo un millón 729 mil 475 tiene registro, es decir, 25 por ciento del listado total. Los otros 5 millones 134 mil 409 afiliados se encuentran en reserva.

Guillermo Lerdo de Tejada renuncia al PRI

• Defenderá sus convicciones desde afuera de la militancia.


Convencido de pelear sus batallas desde la trinchera ciudadana,
Guillermo Lerdo de Tejada, presentó su carta de renuncia efectiva e
irrevocable, al presidente del comité ejecutivo nacional del Partido
Revolucionario Institucional, (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, dio a
conocer Sergio Jiménez Barrios, ex legislador.

El también líder social y militante priista, señaló que en este caso lo
importante es demostrar que las voces de los tricolores deben hacerse
escuchar y si “Alito” no hace caso, pues desde otros escenarios
seguirán luchando, trabajando por México respaldando sus principios y
valores.

La carta de Lerdo de Tejada señala que debido a las
responsabilidades que tiene con él mismo y la participación desde el
papel en el contexto que el país demanda, debe hacer valer sus
convicciones, ya que prueba de ello, está su trayectoria política
basada y respaldada en esos principios.

Puntualiza que debido al panorama de la coyuntura histórica y política
encuentra que la democracia está genuinamente en riesgo, por lo que
se requiere una visión y actuar distintos desde la oposición que tiene
el Partido, considerando las causas ciudadanas y las convicciones
personales.

De manera que fiel a sus convicciones, presentó su carta de renuncia
al PRI, no sin antes dejar en claro que seguirá en la lucha, por el bien de
México