CHISPAS…

Opinión No hay comentarios en CHISPAS…
De Adonay SOMOZA H.
RETORNO  A LA CDMX CON CHISPAS…
LIC. RAFAEL TOVAR Y DE TERESA, ADMIRACIÓN Y RESPETO.
Algunos años anteriores al presente año, fungiendo en el Diario El Valle, como jefe Seccional de Cultura y Espectáculos, fui invitado por la Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI), Silvia Pinal su presidenta, y Yolanda Cianí, Secretaria del Consejo, para asistir al Puerto de Acapulco en donde se realizaría un ciclo de conferencias referentes a Derecho de los Intérpretes; ahí presentó un  amplio informe sobre el mismo tema Don. Rafael Tovar y de Teresa, público y periodistas ovacionaron fuertemente al ponente Tovar y de Teresa; concluyendo la ceremonia, Yolanda Ciani me presentó al recordado señor Rafael Tovar y de Teresa, y curiosamente fue un funcionario, además de una presencia impecable, atento con los periodistas y en mi caso particular, al saludarlo en algún evento, se detenía y mirándome fijamente contestaba a mi  breve cuestionamiento, por supuesto que jamás abusé de su generosidad; asimismo en cada aparición no estuvo rodeado de escoltas, equipo de seguridad o “guaruras”, situación contraria a algunos funcionarios que al quedarles bastante ancha su designación, buscan llamar la atención rodeado de “ayudantes” que entorpecen la labor del periodista; pero como escribió el fallecido dramaturgo Luis G. Basurto: “cada quien su vida”. ¿Cierto?
Con respeto y admiración dedico estas líneas a un insustituible titán de la cultura: Don. Rafael Tovar y de Teresa: Nació en la Ciudad de México el 6 de abril de 1954. Fue hijo de Rafael Tovar y Villa Gordoa y de Isabel de Teresa y Wiechers. Sus hermanos son Isabel, Lorenza, Gabriela, Guillermo, Fernando y Josefina. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana, generación 1974-1978; prosiguió sus estudios en la Universidad de la Sorbona y en la Escuela de Ciencias Políticas en París. Se inició como crítico musical del suplemento cultural del periódico mexicano Novedades (1972 a 1973). Fue jefe de Relaciones Culturales de la Secretaría de Hacienda, de 1974 a 1976, y posteriormente asesor del director general del Instituto Nacional de Bellas Artes, de 1976 a 1978. En 1979 ingresó al Servicio Exterior Mexicano, donde fue titular de la Dirección General de Asuntos Culturales de la Secretaría de Relaciones Exteriores de 1979 a 1982; continuando como ministro en la Embajada de México en Francia (1983 a 1987) y asesor del secretario de Relaciones Exteriores (1987 a 1988).Se desempeñó como Coordinador de Asuntos Jurídicos del recién fundado Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, en 1989. Posteriormente, de 1990 a 1991, fungió como Coordinador de Asuntos Internacionales del mismo consejo, para luego ser director general del Instituto Nacional de Bellas Artes, de 1991 a 1992. Fue el segundo presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) de 1992 a 2000, prosiguiendo como embajador de México en Italia, del 2001 al 2007.
Después de la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano a la Comisión Organizadora de la Conmemoración del Bicentenario del inicio del movimiento de Independencia Nacional y del Centenario del inicio de la Revolución Mexicana, y del interinato de Sergio Vela, la presidió, del 17 de septiembre del 2007 al 25 de octubre del 2008. Publicó la novela Paraíso es tu memoria (Alfaguara, 2009); El último brindis de Don Porfirio, (Punto de Lectura. Santillana, 2012); De la paz al olvido. Porfirio Díaz y el final de un mundo. (Taurus, 2015). Fue director general del INBA de 1991 a 1992. Durante este periodo, el Auditorio Nacional reabrió sus puertas tras la remodelación impulsada, en 1989, por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, por el Instituto Nacional de Bellas Artes y por la Regencia del Distrito Federal.
Gestión en el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (1992-2000)
Como presidente del Conaculta, definió y adoptó proyectos estratégicos para la política cultural y la modernización de las instituciones. Durante su gestión, en 1993, se formó el Sistema Nacional de Creadores de Arte con la finalidad de contribuir al fomento y reconocimiento de la actividad creativa en las artes, como parte fundamental de la identidad nacional y como revaluación de quienes han entregado su talento para el enriquecimiento del legado cultural de México.
En 1994, se construyó el Centro Nacional de las Artes como un espacio para generar y explorar nuevos modelos y enfoques en torno a la educación, investigación y difusión artísticas, y también para fomentar la interdisciplina en el arte, impulsar las nuevas tecnologías en las artes y crear espacios de cooperación académica y artística entre instituciones de diferentes sistemas y niveles en México y en el extranjero. También en 1994, se creó en el edificio conocido como La Ciudadela, el Centro de la Imagen, para la divulgación de la fotografía. En medios audiovisuales, se iniciaron en 1993 las transmisiones del Canal 22 de televisión abierta. En el cine, se crearon el Foprocine (Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad) y el Fidecine (Fondo de inversión y Estímulo al Cine), para la producción de cortometrajes y largometrajes, merecedores de premios en muchos casos y participantes en festivales internacionales. Durante este periodo se creó, conjuntamente con países como España y diversos de América Latina, el programa Ibermedia en 1999, para desarrollar proyectos cinematográficos de excelencia. Asimismo, se integró al sector cultural la Cineteca Nacional, a la que se destinaron recursos para proteger sus acervos y ampliar y renovar sus instalaciones. Con el fin de estimular la cultura cinematográfica, también se creó la Videoteca Universal, con más de 500 títulos con lo mejor de la cinematografía mundial. Para contribuir con la educación musical, se fundó el Sistema Nacional de Fomento Musical, el cual propició la formación de 144 orquestas afiliadas con la participación de cerca de 8000 niños y jóvenes, más coros y bandas musicales.
El 2 de septiembre de 2015, el presidente Enrique Peña Nieto propuso, en su Tercer Informe de Gobierno, la creación de la Secretaría de Cultura. El 7 de septiembre envió a los legisladores su iniciativa de creación, que aprobó el Senado el 15 de diciembre. A más de 100 años del nacimiento de la entonces Secretaría de Instrucción Pública, en 1905, y luego de que esta se convirtiera en Secretaría de Educación Pública en 1921, en 2015 se fundó la primera Secretaría de Cultura. El 21 de diciembre del 2015, siendo designado Rafael Tovar y de Teresa el primer secretario de Cultura de México.
Permaneció internado desde el jueves 8 de diciembre del 2015, Rafael falleció la madrugada del sábado 10 de diciembre de 2016 a la edad de 62 años en el Hospital Militar de la Ciudad de México. Sus restos fueron velados en el Panteón Francés de San Joaquín. El 12 de diciembre el presidente Enrique Peña Nieto encabezó un homenaje nacional en la memoria de Rafael Tovar y de Teresa en el Centro Nacional de las Artes, en el que su hijo, Rafael Tovar López-Portillo pronunció un emotivo discurso destacando el legado de su padre. Asimismo, el chelista Carlos Prieto destacó la trayectoria profesional de Tovar y de Teresa. Por su parte, el Presidente Enrique  Peña Nieto, habló de la calidad humana, el profesionalismo y la amistad que tuvo con el fallecido y lo colocó en el “altar de los grandes” como José Vasconcelos y Jaime Torres Bodet.
Sus restos reposan en la cripta familiar del Panteón Francés de San Joaquín al lado de su abuelo Guillermo de Teresa, su padre Rafael Tovar Villa-Gordoa, y su hermano Guillermo Tovar de Teresa, quien fuera cronista de la Ciudad de México. Descanse en paz Rafael Tovar y de Teresa, paladín de la cultura.
                                                 Managua601@yahoo.com.mx

Author

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Back to Top