Press "Enter" to skip to content

Gobireno de la CDMX engañará de nuevo a Comerciantes informales

Por: Sergio Jiménez Barrios

Todas las administraciones del gobierno capitalino se han colgado de las personas en situación de desempleo o de empleo informal para llegar a sus puestos, prometen, e incluso forman las llamadas mesas de trabajo para dar soluciones ficticias aun problema que solo lo es para ellos.

Desde la época prehispánica los comerciantes se aglutinan en tianguis, mercados y comunidades que salen a comerciar sus mercancías en lugares determinados y conocidos de muchos, el tiempo ha cambiado y la autoridad ha dado un giro importante a esta actividad, primero permitiéndola y luego persiguiéndola y confinándolos en plazas que sólo para ellos producen beneficio.

El comercio ambulante surge con mas fuerza tras la incapacidad de los gobiernos de no garantizar y no crear empleos dignos, bien pagados y justos para la población que se busca un modo de vida que les permita tener habitación y alimento.

Al crecer la necesidad y aumentar el número de vendedores en situación de informalidad los gobiernos locales se han visto rebasados por los problemas que esta causa para ellos, el tráfico y movilidad en las calles que también deben regular se hace más difícil y ante su ineptitud la violencia y la rapiña que hacen obliga a comerciantes ambulantes particulares a constituirse en asociaciones, organizaciones y liderazgos para la defensa y organización de su actividad.

Sí, estamos organizados, sabemos ahora los mecanismos de defensa que se tienen que utilizar para inhibir los abusos de la autoridad, conocemos nuestros derechos y tenemos una voz y personalidades que dan la cara, representantes valientes que no se esconden detrás de chalecos verdes, uniformes y automotores hasta el tope de golpeadores y saqueadores que sin criterio y solo porque así se los mandan personajes anónimos o que son valientes desde un escritorio, agreden a hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, despojándoles de los artículos que venden, de sus pertenencias personales y no conformes con ello llevan su arbitrariedad al máximo jaloneándolos, golpeándolos y subiéndolos en sus vehículos para presentarlos ante autoridades que no tienen ni idea de cómo tratarles y que además aprovechan la oportunidad de utilizar el recurso de la infracción para despojarlos de lo que les haya quedado, una vez que destruyeron propiedad ajena y o la retienen para después “destruirla.

Si lo malo no son los liderazgos porque como ya se dijo estos se preparan para la defensa de los comerciantes informales, lo malo es que en una mala estrategia de legalidad, con engañifas y ardides, embusteros concertadores se llevan a la “formalidad” en  locales establecidos que les generan rentas exorbitantes, luz a precio de comercio o empresa, agua también en el mismo rubro e impuestos que les dejan nada para su subsistencia, con la consecuencia de que cuando regresan a la informalidad está volvió a crecer y sus lugares están ahora ocupados por alguien que tiene necesidad.

El empleo en informalidad no es un problema que quieran arreglar es un recurso del que quieren echar mano para atraerse recursos que tendrían de forma legal si crearan las fuentes de empleo que prometieron.

Los líderes de comerciantes no nos escondemos, damos la cara, siempre estamos dispuestos a dialogar con la autoridad y transmitimos los acuerdos hechos a nuestros agremiados, somos una fuerza unida, no pretendemos dividirlos para ganar, no los atraemos mañosamente y de a uno por uno para entramparlos con compromisos incumplibles, y privarles de una real forma de manutención.

Denostar a un personaje por su trabajo es fácil, realizar su trabajo y cumplir sus compromisos les está siendo ya por años difícil y quieren resultados para un trabajo que no han realizado, hagan de su programa de reordenamiento una posibilidad de trabajo no un instrumento doloso y temporal que les permita vestir un traje que no está hecho a su medida.

Be First to Comment

Deja un comentario