Press "Enter" to skip to content

México merece tener voz

  • Intolerancia Virtual

No importa que tan legítima sea tu preocupación o tus ganas de ayudar y colaborar en estos tiempos de crisis, ni importa si tu voz llega a los que hasta hace unos días eran figuras públicas respetadas -siempre y cuando estuvieran de lado del gobierno-, tampoco importa el grito de auxilio de la población, de los trabajadores, de los médicos y enfermeras, de los empresarios y ni hablemos de la mirada de los gobiernos extranjeros, Nada importa.

Aquí en este país cuando menos las autoridades viven una vida en la que no pasa nada y cualquiera que se atreva a discrepar es criticado, insultado, amenazado, cuestionado, agredido de todas las formas posibles virtual y hasta físicamente, y en ocasiones bien documentadas asesinados sin proceso ni investigación.

También en este país al que le urge gobernabilidad, al que le urge justicia, al que le urge salud, y al que nada más no se le escucha porque sus gobernantes están sordos le sobran alrededor de mil 500 cuentas que se dedican a querer acallar las voces que exigen justicia en todos los ámbitos.

Especialistas en redes sociales han detectado a varios grupos que impulsan hashtags para inflar la popularidad del presidente, pero también para apagar cualquier crítica en su contra o en contra de sus colaboradores, son miles los mensajes de ataque con los mismos argumentos repetitivos que buscan desacreditar a cualquiera que tenga una opinión contraria a la del presidente.

México nos duele a todos y ni siquiera nos dejan organizarnos para ayudarnos entre nosotros como muchas veces lo hemos hecho, cualquiera que se atreva a poner el dedo en los errores evidentes en los que día a día cae la administración es casi borrado de las redes sociales por los miles de seguidores que aún le quedan al presidente y por los que dicen que no pagan.

Qué triste tener un gobierno y gobernantes pusilánimes, sin proyecto y que sólo se unen para callar no con hechos y acciones a la población si no sólo para no escuchar que están trabajando mal, o no haciéndolo.

Mi país y mi gente somos más que esas expresiones virtuales que cobardemente atacan a quien da su opinión, a quien se queja, a quien les cuestiona y exige sus garantías constitucionales, en mi país ya no confiamos en partidos políticos, pero aún nos tenemos los unos a los otros.

No retengas la ayuda que puedas darle a otros en este tiempo y ya sea en lo personal o en conjunto con tus amigos ayuda, habla, exige, México merece tener voz.

Be First to Comment

Deja un comentario