Violencia Obstétrica.

DF, Salud No hay comentarios en Violencia Obstétrica.

Por: Mtra. Martha Mandujano.

descarga (1)

Ante el impacto causado por el nacimiento del hijo de una indígena en el jardín de un hospital en Oaxaca y un buen numero de quejas ante derechos humanos y otras instancias de mujeres que han sido victimas de violencia obstétrica en el Distrito federal y otras entidades del país, en fecha reciente la vicepresidencia de la Comisión de derechos humanos de la ALDF solicitó enfáticamente al Secretario de Salud del D.F. se realice una campaña de difusión para prevenir y eliminar posibles actos de violencia obstétrica, refiriéndose a trato inhumano y degradante que pueda recibir la embarazada, esto es maltratos físicos y verbales en todas las etapas del embarazo que cause daño físico o psicológico, precisando también de forma enérgica que durante el embarazo, parto y puerperio, la mujer debe recibir información sobre sus derechos entre los cuales se encuentra desde luego la atención especializada y oportuna.

Se debe señalar que en atención a la legislación y normatividad vigente, las políticas de atención en todo tipo de establecimientos de salud en el país, consignan como prioritarias la atención de calidad, calidez, trato digno, tiempo de espera y otros indicadores. La diferencia entre su aplicación o no es la voluntad política, derivada entre otras cosas de la sensibilidad que pueda tener cada funcionario responsable de su cumplimiento ya que muchas veces las campañas de difusión solo quedan en pronunciamientos y no se da un seguimiento puntual de su cumplimiento haciendo una verdadera evaluación de resultados e impacto reforzando los aciertos y resolviendo las desviaciones al identificar las razones por las cuales no se alcanza o solo se alcanza de forma parcial el objetivo.

¡Claro! que es importante la difusión permanente de esta información, ¡claro! que es importante la sensibilización de todos los actores hacia la atención del proceso de reproducción, ¡claro! que debe ser enérgico el rechazo hacia la violencia obstétrica en todos los niveles y en todos los actores, pero como toda situación trascendente y multifactorial no se resuelve con este tipo de medidas si no van de la mano con el fortalecimiento de toda una infraestructura de servicios que soporte la demanda obstétrica real cumpliendo con todos los requerimientos y especificaciones que marcan las Normas Oficiales de Atención.

Por falta de recurso humano especializado, la infraestructura de servicios actual en el Distrito Federal no otorga a la embarazada “normo evolutiva” consulta de especialidad en la última etapa del embarazo tal como lo consigna la norma oficial, solo atiende casos detectados como urgencia o emergencia y muchas veces ya no es oportuno. De ninguna manera es justificación, pero es real que en ocasiones puede existir una “explicación” al trato despersonalizado, frio y en ocasiones inadecuado que puede tipificarse como violencia obstétrica, por la presión a la que trabaja el médico obstetra y el personal de enfermería, por las presiones derivadas de la carga de trabajo excesivo por falta de recursos o por desequilibrio en la asignación de cargas de trabajo ya que el personal de base sindicalizado con frecuencia no asiste o no trabaja sabiendo que esta “protegido” y el personal contratado por honorarios, interinato o eventual es quien debe realizar el grueso del trabajo, incluso en ocasiones el personal administrativo de admisión, archivo y otras áreas que tienen que ver con este tipo de atención, por las mismas razones tampoco es suficiente por lo que se desfasa el paso de la embarazada por las diferentes áreas administrativas y no se puede integrar y/o y tener accesible un expediente completo que sea la base de la atención con todos los elementos.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal en el año 2015 emitió una recomendación a la Secretaría de Salud capitalina sustentada en el seguimiento de 23 quejas de mujeres; quienes son responsables de la atención del embarazo y parto en la operación saben perfectamente que hay un sub registro y también saben perfectamente que no hay la intención de abordarlo a fondo en busca de soluciones definitivas, se le presta atención y seguimiento solo a los casos individuales una vez que se dio la denuncia, principalmente para minimizar el efecto mediático. El Secretario solo vuelve a girar, en diferentes tonos la “Indicación de no rechazo”, ha ordenado, amenazado, pedido, suplicado el no rechazo sin llegar a fondo a la

problemática. Todos los funcionarios medios “Bajan la indicación” y…¿? …¿? ¡hasta la siguiente!.

Author

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Back to Top