Ruta 100, 20 años y no hay “paradas”

Política No hay comentarios en Ruta 100, 20 años y no hay “paradas”
  • Ya son más de 20 años de la declaración de quiebra de la empresa de autotransporte Ruta-100, sin embargo, aún se les debe 58% de su liquidación a poco más de 12 mil ex trabajadores, cuya edad promedia 70 años.

r100

Como cada jueves, desde hace más de cuatro lustros, un grupo de personas, todos en la tercera edad, se concentra en uno de los corredores que están a un costado de la Plaza de la Constitución, frente al Palacio de Gobierno del Distrito Federal en el Zócalo de la Ciudad de México.

Todos tienen algo en común, son ex trabajadores de la ex Ruta 100 y exigen el pago de sus liquidaciones de la empresa paraestatal que se declaró en quiebra un sábado 8 de abril de 1995.

De acuerdo con el entonces Departamento del Distrito Federal, la declaración de la quiebra fue a causa de malos manejos de dirigentes de la empresa y “actos de corrupción” de los líderes sindicales.

Con un parque vehicular de 4 mil autobuses, Ruta 100 diariamente ponía en circulación 2 mil 800 unidades. La empresa operaba en 207 derroteros, cubriendo las 16 delegaciones del DF y 13 municipios del Estado de México.

El proceso de liquidación sigue ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (expediente 15297/95) del cual los agraviados exigen 615 millones de pesos, por la retención de su liquidación, y la entrega de mil concesiones de taxis y autobuses.

Hoy, a más de 20 años del conflicto, Jorge Cuellar Valdez, presidente de la Comisión Liquidadora del Sindicato Único de Trabajadores de Ruta 100 (Sutaur 100), afirma que se vive una situación de extrema pobreza y una tragedia social, pues 12 mil familias fueron lanzadas a la calle sin ninguna contemplación.

El también líder moral de los ex ruteros de la 100, detalla que con más de 300 movilizaciones en 1995, el gobierno les dio la posibilidad de crear una nueva empresa de transporte.

Con esa promesa la mayoría de los trabajadores dejó 30% de su liquidación. El objetivo era adquirir un parque vehicular con 700 autobuses y mil taxis, en total se compraron 547 autobuses y 500 taxis, constituyendo el Grupo Metropolitano de Transporte (GMT), dirigidos por Ricardo Barco y Gabino Camacho, ex dirigentes de Ruta 100.

Que devuelvan el capital

El gobierno capitalino los despojó de 28% de las liquidaciones, es decir, les arrebataron un total de 58% de la liquidación a 12 mil cuatro trabajadores.

Una vez constituido el GMT, Gabino Camacho y Ricardo Barco despidieron a sus propios ex compañeros de la paraestatal, y junto a 17 colaboradores, se quedaron con el capital de siete mil inversionistas para las empresas de autotransportes con tres líneas del Metrobús. Es decir, les jugaron una traición cuando aquéllos fueron apoyados por los trabajadores del volante cuando fueron encarcelados en su momento.

“La demanda es que les regresen el capital a los trabajadores de estas empresas, con sus respectivos rendimientos. Pues defraudaron la confianza de los trabajadores inversionistas”, remarcó Cuellar, quien aclara que hay tres denuncias penales en contra de los defraudadores Barco y Camacho, desde 2001. Sin embargo, no ha recibido ninguna sanción pues, afirma, cuenta con protección gubernamental, traducido a una nefasta y abierta consigna de proteger a esos ladrones de cuello blanco.

Acusa desde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no han recibido apoyo, además de señalarlo de acordar con los defraudadores (Barco y Camacho), pues se dice que estas empresas le dieron 50 millones de pesos para su campaña electoral.

Actualmente, de los 12 mil cuatro ex trabajadores de Ruta 100, se estima que han fallecido más de mil y el promedio de edad es de más de 70 años.

Mancera con buenas intenciones

Miguel Ángel Mancera se comprometió a apoyarlos, y se han reunido con la Secretaria de Gobierno del GDF, Patricia Mercado, quien ha afirmado que se le va a dar seguimiento a las resoluciones que emita la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y de las que ya se desarrollaron que han caído en el incumplimiento gubernamental.

Solicita que en el marco de la discusión del Presupuesto de Egresos de 2016, los Grupos Parlamentarios insertados en la VII ALDF, considere una partida presupuestal especial para solucionar de una vez por todas, el conflicto de Ruta 100 que lleva más de siete mil 300 días sin resolverse esta problemática laboral.

El dirigente camionero hace un llamado a los legisladores tanto locales como federales, así como a las autoridades del GDF, a revisar punto por punto dicho conflicto, o de lo contario los ex trabajadores habrán fallecido, antes de que se les pague el total de su liquidación, que por ley les corresponde y que no han querido cumplir por un supuesto conflicto de intereses políticos y judiciales.

“Le pedimos al Gobierno del Distrito Federal –subrayó con sentido sumario-, que no se le olvide pedir el presupuesto para nuestras liquidaciones, que ya no nos tengan aquí, que ya nos corra, para aunque sea comer barbacoa, antes de “entregar el equipo”.

A pesar de todo, y como que pareciera que el doctor Mancera “les quiere dar atole con el dedo”, el Jefe del Ejecutivo local se comprometió a apoyarlos, y los turnó con Patricia Mercado, secretario de Gobierno del GDF, quien ha afirmado que le dará seguimiento a las resoluciones de la ALDF.

Liquidación para una vejez digna

Cutberto Calderón tiene 59 años, uno de los ex trabajadores más jóvenes, según el promedio de edad de sus compañeros. Trabajó como chofer durante 13 años en Ruta 100.

Sin embargo, después de la quiebra de la empresa, su ritmo laboral no volvió a ser el mismo, pues muchas “puertas se cerraron” para los ex trabajadores de la empresa del gobierno capitalino.

En este momento, nadie lo contrata, pues después de haber laborado por casi 15 años en una empresa de transporte urbano que corre del municipio de Chalco al metro Zaragoza, de la que no recibió los beneficios que la ley otorga, ha desarrollado una deficiencia en la vista, que atendió con una cirugía.

A pesar de esto, afirma Calderón que tiene la esperanza de que de una vez por todas les regresen el dinero que le adeudan de su liquidación, ya tiene proyectado impulsar un negocio que le permita subsistir a él y a su esposa en su vejez.

Author

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Back to Top