La Roncha… la comezón de hoy

A buenos ocios, malos negocios…

Por: Ruth Campos López

Y luego dicen que “ah que lata con la rascada” y es que después de tanto tiempo de estar dando lata con que los programas de salud son mera pantalla para la bonita foto, para la entrega de clínicas fantasma, para el engaño de médicos y practicantes que tienen todas las ganas de ejercer y que son contratados por meras ilusiones –de trabajo y de pago- y de restregarles el abuso de recursos que no aparecen por ningún lado para estos supuestos centros de salud el diputado de Morena en la ALDF Paulo César Martínez López se va dando cuenta de que la Clínica Pediátrica de Gustavo A. Madero que ubicaron en el materno infantil de la Villa, la Clínica Odontológica del deportivo Carmen Serdán, la Clínica de la Mujer de la avenida Ferrocarril 1404 y muchas otras –Diabetes, banco de leche-que se han inaugurado con bombo y platillo recientemente no funcionan desde que se corta el bonito moño o listón o pedazo de papel para que se tome la foto el GF de gobierno o el Secretario que ya parece vitalicio de Salud de la CDMX hasta uno o años después de su inauguración, y se aventó la puntada además de pedirle al delegado de Gustavo A. Madero que le dé un informe detallado sobre el estado que guarda la clínica, bueno es tardía su reacción y descubrimiento pero lo peor es la candidez de tal personaje que cree “el LOBO” le dará un bonito y detallado informe y rápido, no bueno y como yo creo que sigue sin tener oficina para que lo encuentren en la plancha del Zócalo o en sus alrededores también va a estar bueno

Ya nos habían quitado la sal p’al aguacate y ahora si 432 plantas medicinales como el tepezcohuite, la cola de caballo, la hierba del sapo, el árnica, la manzanilla, y hasta el epazote de las quecas nos serán  prohibidas por la Cofepris para su uso en tés, infusiones, pomadas y tratamientos herbolarios según los artículos 215 y 216 de la Ley Federal de Salud, donde se establece que todo producto al cual se le reconozcan propiedades farmacológicas y terapéuticas debe ser elaborado como medicamento, es decir para los que no somos tan letrados en leyes que los que tienen el poder de escribir leyes y pasarse nuestros derechos por los h..oyes y ayeres, pueden hacer negocio con las farmacéuticas para que sean ellas y no la tradicional industria de  herbolaria y medicina tradicional, alternativa y naturista o la señora que sentada en el mercado ofreciendo sus hiervas para remedio por que las medicinas de 700, 800 y hasta miles de pesos están en muchas ocasiones fuera de nuestro alcance, no sé hasta dónde llegarán estos oportunistas del poder pero en una de esas y como decía García Marqués y no es la primera vez que lo citó el día que le descubran alguna propiedad a la “mierda” tendremos que nacer sin culo si no hasta con eso querrán lucrar estos C…onstituyentes…

Y ya para terminar amablemente la semana la que se vistió para subirse al caballo y ni siquiera se lo habían prestado, Diana Sánchez Barrios de la agrupación de comerciantes populares “Pro Diana” después de amenazar y patalear por que “dice” le quitaron espacios que no ocupaba ella si no su hermana y que ahora está procurando madrugarla decidió ante la “sensibilidad social y la apertura al diálogo”-y algunas promesas a medio cumplir-, reunirse con el grupo de supongo sensibles y abiertos negociadores que le ha puesto el Delegado en Cuauhtémoc Ricardo Monreal Ávila, no realizaría su huelga de hambre, ni obstruiría las obras de la Zona Rosa, ¡ay que bueno!, no se fuera a ensuciar o de verdad a pasar hambre como si la pasan los comerciantes que no estando dentro de su organización no han sido escuchados a pesar de haberse plantado afuera de la delegación y pedir se les reciba, parece que el delegado es o se hace y más bien se hace pues él y su Directora Jurídica bien saben quienes están en esos lugares y prefieren tratar con líderes “fantasmas” y así lavarse las manos y taparse los oídos a los reclamos de quienes en verdad trabajaban en vía pública en esos sitios, que pena que su apertura al diálogo se limite sólo a decir vengan y empadrónense o encambrónense ¿Cómo era?…

ADIOS A LA HERBOLARIA TRADICIONAL

La tradicional herbolaria mexicana es una de las más ricas y variadas del mundo.

descarga

El Tepezcohuite  es originario de nuestro país y es un excelente cicatrizante muy socorrido en el tratamiento de quemaduras. La Cola de Caballo gracias a sus propiedades regeneradoras, astringentes y diuréticas es utiliza  en afecciones de riñón y vejiga. Nativa de México, la Hierba del Sapo reduce el colesterol en sangre, ayuda a deshacer parcialmente los cálculos biliares y renales, previene los infartos y la artritis. El árnica mexicana, a diferencia del árnica que crece en otros países, es un excelente remedio contra golpes y dolores musculares. La alcachofa es digestiva, diurética, adelgazante, contiene múltiples vitaminas y minerales. Las propiedades de la ruda son muchas, pero se destacan principalmente las relacionadas con problemas digestivos, cólicos y ansiedad. Lapasiflora es utilizada para calmar la ansiedad y el estrés. El anís estrella que pese a no ser de origen mexicano, se ha hecho muy popular en nuestros hogares para tatar desórdenes digestivos.

Todas estas, al igual que muchas otras, plantas que por siglos han sido utilizadas por el pueblo de México para el cuidado de la salud y cuyo uso moderando y adecuado, como lo es del conocimiento popular, ha demostrado en la práctica ser eficiente al grado de que hoy siguen siendo utilizadas por el 80% de la población.

Y sin embargo todas ellas forman parte de la lista de 432 plantas medicinales tradicionales cuyo uso en tés, infusiones, pomadas y tratamientos herbolarios han sido prohibidos por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Esto es un atentado contra los derechos culturales y de salud del pueblo de México, dice Emmanuel Zúñiga, presidente de la Federación Nacional de la Industria de Herbolaria y Medicina Tradicional, Alternativa y Naturista, que deberían ser protegidos por las autoridades ya que tanto nuestra Constitución como tratados internacionales consideran a la herbolaria como eso: un derecho que debe ser salvaguardado. Y sin embargo, las nuevas determinaciones de las autoridades sanitarias perjudican al pueblo de México y al sector de la industria de herbolaria mientras que sólo beneficia a las grandes empresas farmacéuticas.

Los artículos  215 y 126 de la Ley Federal de Salud –explica Zúñiga- establecen que todo producto al cual se le reconozcan propiedades farmacológicas y terapéuticas debe ser elaborado comomedicamento, pero el sector herbolario constituido por micro y pequeñas empresas  no cuenta con las instalaciones que le peritan crear un producto que por norma alcance la categoría de medicamento, sólo el de tratamiento, por lo que el sector que por siglos ha mantenido la tradición de la medicina herbolaria indígena queda anulado.

“Es por ello que insistimos en que es necesario que productores, investigadores y académicos participen en el fortalecimiento del marco legal de la medicina herbolaria pues su desarrollo requiere de una regulación justa y humanitaria que permita el crecimiento de este sector que representa una alternativa real de salud para millones de mexicanos y que genera empleos para miles de familias” dice Zuñiga..

Sobre la FNIHMATN

 Representa a los campesinos que siembran y recolectan plantas medicinales así como a los productores de remedios medicinales, tratamientos y suplementos alimenticios con ellas elaborados, a los locales que los comercializan  y a los terapeutas que los usan y recomiendan. Su objetivo es defender, preservar y difundir la medicina tradicional indígena herbolaria así como las medicinas naturistas y alternativas que de ella se desprenden o que de alguna forma hacen uso de las hierbas y plantas cosechadas por los campesinos mexicanos. La FHMA es la voz de agricultores, recolectores, productores, fabricantes, distribuidores y vendedores de plantas medicinales y productos de medicina naturista que con el propósito de conservar la vasta tradición herbolaria en México, reclaman el reconocimiento de su importancia.