Press "Enter" to skip to content

El Yerberito llegó

Por: Sergio Jiménez Barrios

 

Y no estamos menospreciando la ayuda que nos brinda la comunidad internacional durante la pandemia por Covid-19, lo que si queremos señalar es la clara diferencia que marca el gobierno entre los médicos de aquí y los de Cuba que vinieron hace unos días para apoyar a la comunidad médica que ya lleva algunas semanas trabajando y haciendo un esfuerzo sobrehumano para cumplir con sus compromisos, horarios y responsabilidad laboral a pesar de todo lo ya escuchado en todos los medios de comunicación y los conflictos que venían arrastrando de hace muchos años los hospitales locales.

Resulta y resalta primero la atención de reyes que se les está dando y no pedimos que se les envíe debajo de un puente o a tiendas de campaña en Reforma o el Monumento a la Revolución y todo por la contingencia, ¿pero de verdad el Hotel Imperial ubicado en Paseo de la Reforma alzó la mano para hospedarlos?, porque los médicos locales de los hospitales de la ciudad de México están recibiendo la misma atención pero en hotelitos de paso y más cercanos a las unidades hospitalarias en las que trabajan.

Y si lo comparamos con los hospitales y médicos del IMSS a los que tuvieron como cortesía acinar en el Complejo Cultural “Los Pinos” en cuartos comunitarios de seis personas con camas de Salinas y Rocha o Elektra para decirlo más claro y con un armario de metal para guardar sus pertenencias, pero sin ninguna privacidad para el cansancio que ya acumulan por tantas horas de trabajo, disculpen, pero es una verdadera y real mentada de madre -dijo el Rey-.

Pregunto también, ¿estos tendrán además del buen, trato material adecuado para trabajar, o se darán cuenta de las condiciones reales en las que trabajan hospitales de URGENCIAS REALES como Balbuena?, que pena con las Corcuera y Limantour que se van a dar cuenta de que los hospitales a los que los trajeron a trabajar no tienen lo necesario porque esperemos que torundas y alcohol ya tengan.

Quiero dejarlo escrito por segunda vez no tenemos nada en contra del personal médico que vino desde Cuba a apoyar al personal nacional, pues no es por falta de personal en el país si no por falta de condiciones de higiene y protección que las universidades retiraron a sus residentes, enfermeros y enfermeras de los hospitales.

No cabe duda que un país que no conoce su historia está destinado a repetirla una y otra vez y equivocándose más que la vez anterior, y en este caso creo que estamos de nuevo dándole nuestro oro al extranjero a cambio de espejitos y cuentitas pues también mencionó la Jefa de Gobierno que entrarían a trabajar después de capacitarlos, ¡que no ya saben lo que deben hacer!!!

Bueno de mal en peor ahora que se necesitan manos que ayuden; a los nuestros, Médicos y enfermeras, camilleros, conductores de ambulancias, intendentes, personal de lavandería y farmacias, un reconocimiento de toda la sociedad civil por su gran esfuerzo.

Y a la sociedad civil, no olvidemos este gran esfuerzo para que cuando esto pase no permitamos que a estos les sigan faltando insumos y condiciones de trabajo dignas.

Be First to Comment

Deja un comentario