Press "Enter" to skip to content

Maten al mensajero

Por: Lorena Osornio E.

¿Cómo se mide la ética? ¿Cómo se tabula una sanción por violar la ética?, si alguien lo sabe me gustaría que nos lo dijera a los miles de mexicanos que estamos tratando de transitar por la contingencia con algo de salud mental, y con las preocupaciones típicas de aquellos que tendrán carencias en lo económico y lo laboral.

Desde luego la Ley establece regulaciones y aplica sanciones al comportamiento humano que no está dentro de las normas de sana convivencia, pero tratar de confundir a la población y aplicar una sanción a quien descubre al infractor de la ley y no a quien cometió el ilícito es una perversión al espíritu de la propia ley.

Estas ultimas semanas hemos visto dos casos en los que la inconsciencia de dos personajes públicos deja ver la pobre condición humana, la falta de ética o cerebro con que actúan personajes de todos los estratos sociales, el primero unos chicos venezolanos que queriendo hacer popular su imagen pública salieron a hacer sus compras sin protección alguna poniendo así en peligro de contraer Covid-19 a quienes acudieron a establecimientos comerciales y a quien les ayudo a grabar.

A estos inmigrantes y tontos jóvenes se les linchó públicamente y hasta se pidió que se les extradite, a lo que la Jefa de Gobierno Claudia Sheimbaum sólo atinó a decir como tía que si lo vuelven a hacer van a ver.

El segundo caso tienen mas relevancia pues es una funcionaria pública Irma Eréndira Sandoval la Titular de la SFP quien dio positivo a la prueba por Covid-19 aunque sin síntomas graves, situación que la mando a su casa a trabajar como a muchos otros, pero después de una semana de actuar con premeditación y ventaja al no dar a conocer el padecimiento, en un acto por todos lados terrorista para los funcionarios con los que se reunió y para todos aquellos con los que estos a su vez se reunieron después, para posteriormente envolverse en un mar de agradecimientos a quienes le deseaban pronta recuperación después de su actitud inconsciente.

Y hoy el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell salió a informar que se sancionará al responsable de haber dado a conocer la información sobre el padecimiento de la secretaria con el siguiente argumento: “Esa foto e información representan una grave violación a la ética del servicio público; la difusión de la tabla de datos de personas involucradas, con sus nombres es una grave violación y, sin duda, tendrá una sanción muy importante”.

Y aquí otras preguntas pues no nos dijo ¿quién va a sancionar? O ¿Quién es el para sancionar, Y que atribuciones tiene? ¿Porque la falta de ética de uno es más grave que la de otro u otros? ¿Quién es más responsable de actitud criminal en estos casos?

Da pena el gobierno que escogimos o permitimos llegar, la gente que lo conforma y la actitud de encubrimiento, y el ridículo en el que se manejan defendiéndose de quienes les otorgamos una prerrogativa a la que le están quedando muy pequeños.

Maten al mensajero, lo que no muere es el oprobio en que han sumido de nuevo a todo un país que lo único que pedía era un Gobierno serio y comprometido, diferente y que representara un cambio real y al que muchas otras fórmulas políticas ya le habían fallado.

Respondan a la protesta que hicieron al iniciar su mandato y miren en TODO por el bien y prosperidad de la Unión que es lo que la Nación está demandando.

Be First to Comment

Deja un comentario