Ciudad, Política, Politica-Partidos

¿Peligra la elección de las presidencias del renovado PRI?

Por: Ruth Campos

Cuando parece que el sol saldrá para los Priistas, o que la yunta enderezará el camino después de mucho ignorar al tribunal, comerse las elecciones y hacerse los que la “Virgen les habla”, una nueva nube negra se cierne sobre el que antes fuera un fuerte instituto político con personajes de una estirpe que se antojaba interminable, debido a la anunciada resurrección del proceso judicial en contra de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, “ex líder” del PRI de la Ciudad de México que en 2014 se abrió por encabezar una red de trata de personas al interior de este partido.

La gran fiesta estaba preparada y hasta se dieron el lujo de despreciar al INE como organizador del proceso, y ahora resulta que hay asuntos que aún deben arreglar como este de sacar al Buey con todo y la “Vaca” -Sandra de nombre- de la barranca antes de que el proceso judicial inicie pues de lo contrario los viejos y mañosos dirigentes que han venido reciclando desde hace unos años corren el peligro de quedarse sin el apoyo de la promesa de parte del padrón que “El Basurita” detenta ya sea por manipulación, entreguismo o poder con el que lo han investido  muchos otros pequeños dirigentes, que ya han saboreado las mieles del poder y puestos en los que los ha acomodado este personaje.

El anuncio de la Procuraduría capitalina de revivir el asunto debido al falló a favor de tres mujeres que interpusieron un amparo tiene muy contentos a algunos políticos y políticas que desean llevar agua a su molino levantando la mano en favor de los derechos, la integridad y dignidad de las mujeres cuando antes se vendían como moneda corriente, a otros les llena la boca de visiones proféticas en las que ven la desaparición del PRI, al interior parece poner a temblar a algunos mientras que otros como Claudia Ruiz Massieu y Arturo Zamora, no se han pronunciado claramente al respecto.

Ante este escenario lo único que parece ser una recuperación real y digna para el partido podría ser que de una vez por todas los actuales dirigentes volteen a ver a aquellos que siguen trabajando en las calles sin siquiera tener la esperanza de intervenir en un proceso que a pesar de lo que estos dicen se antoja muy cerrado y en el que la contienda sigue siendo entre los mismos de siempre.

Tal vez sería bueno que ahora si voltearan a las bases, a quienes no se retiraron tras las fugas masivas de militantes en 2018 y siguieron trabajando y no sólo voltear a ver a aquellos que desde la hamaca presumen su poder y amagan con llevarse su padrón a otro lado.

El reto está abierto, ¿sacan al Buey de la barranca o al Partido de la bancarrota moral?

Deja un comentario