Press "Enter" to skip to content

Elecciones sin candidatos

Por: Sergio Jiménez Barrios.

 

A diez meses de las elecciones los partidos políticos parecen y están tan ausentes, sin trabajo parlamentario sin trabajo para la ciudadanía, y sólo con frases motivadoras con las que pretenden llegar a los ciudadanos, que una vez más votarán por personajes sin trabajo, con filiaciones políticas ficticias y cuyas verdaderas intenciones para con las personas que los votan son sólo esas ser votados y darse una vida que nunca esperaron tener hablando económicamente.

La actuación de muchos de los nuevos legisladores en las cámaras durante estos tiempos malos ha sido penosa, no hablemos del poco respeto a los recintos que se han transformado en guarderías, en escenarios para videos chuscos y berrinches, en salas de descanso, en pasarela de espectáculos y hasta en tiendita de la esquina, porque pocos de los que ocupan un lugar, un puesto de elección popular saben para que están ahí.

Con sus “Juanitas y Juanitos”, sus “Citlalis”, sus “Nayelis”, sus “Lillys” y muchos otros que pasaran sin pena ni gloria porque tal parece que están ocupando una curul sólo por hacer mayoría para el partido en el poder, sus leyes y propuestas que más parecen ocurrencias de borracho, sin fundamento, sin estudio y sin trabajo, pues sus “colaboradores y asesores” esos que antes tenían para hacerlos fuertes en áreas en las que ellos no eran diestros ahora se dedican sólo a pasearse en los “austeros autos” que les otorgan haciendo gala de influyentismo y paseando su droga, a sus novias o haciendo mandados, pocos son los que saben para que es el presupuesto que se les otorga y creen que las redes sociales les ayudaran a dar a conocer sólo su cara y apariencia porque repito, trabajo no tienen.

Lejos quedaron los tiempos que ahora desprecian cuando se construía a paso de tortuga y con errores, pero se hacía algo por la ciudad y el país.

Es una pena que los partidos que antes representaban la democracia del país se hayan sumido en los caprichos e ínfulas de poder de personajes que ya no conocemos y que han llegado a la dirección de los partidos como el presidente sólo porque ya les tocaba y porque los antiguos los que eran el peso y prestigio de los partidos ya están cansados, viejos o ya no quieren “pedos”.

Las elecciones están ya cerca y no hay opción los partidos políticos están dispersos, acéfalos y la oposición ya no existe.

Be First to Comment

Deja un comentario