Pierde bases priismo poblano, se recrudece crisis nacional

A finales de la semana pasada se reveló que el excandidato priista al gobierno de Puebla, Alberto Jiménez Merino, sufrió el robo de las llantas de su vehículo, lo que le dejó naturalmente inmovilizado; pero esa no será la mayor pérdida del priismo poblano, habrá otra que lo dejará igualmente casi sin movimiento.

Las filas tricolores en el padrón de ese estado resintieron la salida de una nutrida fracción integrada por el movimiento antorchista, lo que conlleva entre 80 y 90 mil votos de los llamados duros, es decir, su base.

Lo anterior dibuja un escenario adverso para el Revolucionario de cara al 2021, pues si en 2019, en los comicios para la gubernatura perdió dos terceras partes de su ya de por si débil estructura electoral; para las próximas elecciones se estima que tras la escisión antorchista pierda a otro de cada cinco electores.

Llama la atención el poderío de Antorcha Campesina en aquella entidad, pues logró demostrar que tiene amplia presencia en 117 de los municipios poblanos, lo que le valió para conseguir el registro como partido político local, con unos 18 mil afiliados.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario