PRI se desmorona mientras Alito viaja en Jet privado

Entre los partidos políticos el Revolucionario Institucional es uno de los que ha sufrido las mayores pérdidas tras el primero de julio de 2018, no sólo su base de votantes duros se ha visto disminuida con la salida de agrupaciones completas como Antorcha Campesina, en Puebla, o las numerosas renuncias de militantes de renombre que ya se sienten arropados por el manto tricolor.

Pero sin duda uno de los incidentes que fragmentó más severamente al PRI fue la elección de Alejandro Moreno como su dirigente nacional, cuyo proceso motivó la salida de José Narro e Ivonne Ortega, entre otros, al argumentar los dados cargados en favor del Moreno con la mano de López Obrador detrás.

Pareciera que lo anterior rebasa el terreno de la especulación pues Moreno Cárdenas, se pasea sin recelo en jets privados, a costa de recursos públicos. Según versiones periodísticas, apenas en los primero días de 2020 se vio al campechano descender de una lujosa aeronave matricula, XA-KVD, para asistir a la toma de protesta de Dagoberto Lara como líder priista en Tabasco. Al convite también asistió el recién excarcelado, Fabian Granier, hijo del exgobernador, Andrés Granier. Granier hijo busca una diputación local para 2021, ya con la anuencia de Alito.

La afición de Moreno Cárdenas por atravesar los cielos exclusivamente no es nueva, al grado que se ha llamado simpáticamente, “el señor de los vuelos”, pues presumiblemente con dinero del gobierno campechano se solventan los viajes. Según un diario local, para acompañar a Lara Seda el traslado tuvo un costo cercano a los 95 mil pesos por hora, por un lapso estimado de siete horas.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario