Press "Enter" to skip to content

Yo Campesino / Se manchó el ganso

  • Con su propio lodo ensucia a los suyos y daña más a los mexicanos

Por: Miguel A. Rocha Valencia

Aunque digan lo contrario y a pesar de las encuestas, la guerra de suciedad iniciada por el ganso de Palacio Nacional, ya lo salpicó y le ensució el plumaje, tanto que existe un temor fundado en que los resultados electorales federales del próximo año no le favorezcan y por lo menos pierdan la mayoría aplastante en el Congreso.

Si eso ocurriera, los planes de la oca tabasqueña se verían trastocados en lo sustancial, que es la permanencia de la Cuarta en el poder, independientemente de que cercanos los tiempos, entre los súbditos se disputen las posiciones de la peor manera, incluso “descobijándose” en sus miserias unos a otros.

Porque la sombra de Chiapas y Toluca, perseguirían a un zacatecano y los amasiatos con constructores judíos y la Línea 12 del Metro, serían sombra para un afrancesado aspirante, en tanto que la tapadera de los segundos pisos perseguiría a una capitalina cuya ex pareja igual que ella, eran conseguidores de dinero para sostener el proyecto pejista y claro, para ellos mismos.

Ni hablar de la “pareja atómica” que vivió del ambulantaje en la entonces delegación Cuauhtémoc, incrementaron los diezmos para el tlatoani y aceptaron ser portadores de charolas recaudadoras de diezmos y chantajes, con lo cual también se enriquecieron.

De la morralla mejor ni hablamos, no pasarán de lacayos acomodaticios, rémoras que viven de lo que los demás les dejan.

El caso es que la preocupación de López va en aumento y con ello la tragedia que vive el país donde millones de mexicanos habrán perdido no sólo empleo, niveles de vida, familiares por enfermedad o asesinato sino también su capacidad de asombro ante la corrupción y cinismo de la actual clase en el poder.

Por eso el aspirante a emperador quiere aparecer o incidir en las elecciones federales intermedias, incluso mediante una encuesta o decisión de enjuiciar a expresidentes mediante el retiro del fuero, para lo cual ni siquiera se necesita modificar el derecho positivo.

Hoy los ex, ya no tienen pensión ni fuero. Si hay pruebas, que los enjuicien. Eso lo sabe López, pero no le alcanza para ganar la elección luego de las ruinas de país que está dejando.

Por eso hay que armar más escándalo, darle más sangrita al pueblo bueno y sabio con un juicio mediático que bien sabe no habrá de prosperar en tribunales dado que mucho de lo que se revele, si lo hay, serán cuestiones prescritas, independientemente de que por irretroactividad, ninguna nueva ley podría ser usada contra los que se fueron.

En todo caso, sería López Obrador el primer destinatario del nuevo ordenamiento y entonces su creación puede volverse contra él, como sucedió con el caso Lozoya, donde puede haber muchos acusados, pero pocos culpables y no sólo en los que ya no son, sino muchos de su propio equipo.

Pero ni con eso, el daño que causa la Cuarta a los mexicanos es tan grande, que los morenos no van a ganar las intermedias como ganaron en la anterior, perderán posiciones con o sin López en las boletas o los escándalos montados para desprestigiar a los demás e incluso como lo hace el macuspano, rompiendo todas las reglas de la política.

Además, los ofendidos aun no sacan las uñas de verdad y esto será un lodazal, si insiste.

Sí está preocupado y se pondrá peor en la medida que aumenten las víctimas de su mala administración y pésimo manejo de la política, donde su incapacidad para gobernar un país, lo hace envilecerse con el autoritarismo que le brota cada vez que viola la ley.

Be First to Comment

Deja un comentario