Press "Enter" to skip to content

A las vencidas Suárez del Real vs Ludlow

Por: Lorena Osornio E.

Existen actos para los que las palabras quedan cortas, y en este caso la “falta de sensibilidad” con que actúa el Gobierno Capitalino y la policía, debido a la contingencia por Covid-19 muchos ciudadanos han quedado indefensos y sin posibilidad de mantenerse o mantener una familia razón por la cual acuden a la informalidad ante la imposibilidad del Gobierno Capitalino y el federal de defenderlos ante la injusticia de los patrones, los despidos injustificados, y la reducción de sueldos.

El traje que se hicieron a la medida cuando menos en promesas les esta quedando enorme y no hay sastre tan diestro ni tan cándido que se aventure a componérselos porque una vez que le dan una hilvanada se rompe de otro lado.

Hablemos primeramente de la policía y el abuso en el uso de la fuerza, y la rapiña que hacen de productos comestibles, o destrucción de mercancía decorativa o souvenires, molesta a la vista y ya provoca la ira y enfrentamientos con la población que presencia dichos actos. Cuantas imágenes no hemos visto en redes sociales cuando después de “decomisar” los productos comestibles de los comerciantes en vía pública a los que les quitan hasta sus vehículos se los están repartiendo y disfrutando de ellos sin pagarlos en el juzgado cívico, en donde al llegar si es que traen con que deberán pagar una multa y retirarse sin su mercancía.

Abusivos y arbitrarios escondidos detrás de un uniforme como una turba de maleantes despojan a jóvenes, adultos y ancianos de sus productos, y como no van a traer ira acumulada si los envían a cuidar manifestaciones con las manos atadas y ni el consuelo de las mentadas les queda porque les cierran sus boquitas a golpes, y con toda esa frustración a cuestas ellos y ellas salen a las calles del centro histórico a violentar a quienes salen a ganarse la vida vendiendo lo poco que pudieron comprar con lo poco que les quedaba o pidieron prestado para tratar de hacerlo rendir y llevar alimentos a su hogar.

¿y la autoridad?, es decir ¿el gobierno? Pues hasta que no ven arder la ciudad ellos hacen como que la virgen les habla mientras piadosos rezan ignorando al que necesita su ayuda, y cuando las redes hablan y los exhiben es cuando se dan cuenta que hay una ciudad afuera ardiendo en necesidades que ellos no pueden atender porque sólo son títeres en un puesto que les queda muy grande y para prueba un botón; mientras el seminuevo y flamante secretario de gobierno de la Ciudad de México Alfonso Suárez del Real dice en su tarjeta informativa 15/20  que de acuerdo al protocolo, los uniformados deben solicitar primero a quienes ejercen el comercio en vía pública en zonas no permitidas a retirarse, por tanto la Secretaria de Seguridad Ciudadana actuará en consecuencia contra los uniformados que se excedan en su competencia, estos se pasan su dicho por el Arco del Triunfo y siguen agrediendo a los comerciantes.

Y sus colaboradores no hacen algo diferente, mientras él dice sobre el segundo incidente que plago las redes el día de hoy que: “Ante el caso de la persona de la tercera edad a la que se le retiró su mercancía…ya se estableció dialogo para devolvérsela y continuara concertando con ella para que se ubique en una zona permitida…” Dunia Ludlow coordinadora general de la Autoridad del Centro Histórico lo desdice a el y a las imágenes tratando de sacudirse los efectos de un puesto también mal trabajado y que le queda igual de grande que sus zapatos -literal- diciendo sin estar presente en el momento que “A la señora se le pidió que se retirara sin decomisarle, el carrito es el suyo, no la mercancía de la camioneta”… no sin agregar que atrás de la mayoría de los comerciantes hay liderazgos que cobran por vender.

¿Acaso además de desconocer los hechos del caso, y los dichos del Secretario de Gobierno ignora esta mujer que si los comerciantes se constituyen en asociaciones y tienen liderazgos es por este tipo de atropellos?

Indolentes, ignorantes, faltos de humanidad y prepotentes, es lo único que la ciudadanía ve en esta administración a la que la gente no le importa más que en elecciones, y si, las cosas no cambiaron ni con el gobierno nuevo, solo no olviden que alguna vez saldrán de nuevo a pedir el voto y la confianza de estos a quienes ahora desdeñan por salir a ganarse el pan.

Be First to Comment

Deja un comentario